PERCIBIR LA VERDAD DE LA VACUIDAD

PERCIBIR LA VERDAD DE LA VACUIDAD

PedroFleitasGonzález/Unryu

(Escrito Agosto del año 2015)

Capítulo I

En el inhóspito paisaje de la propia ilusión uno franquea inmensas montañas, ríos, cascadas y fauna salvaje.

En mi último viaje a Japón (Agosto2015) Hatsumi Sensei me dijo primeramente durante el almuerzo del domingo (16 de Agosto de 2015): “Pedro cualquier pregunta que me quieras hacer me la puedes hacer en cualquier momento, lo que quieras…”

Durante aquel almuerzo la magia del encuentro y la escucha se unieron y curiosamente tuve el privilegio de traducir del inglés al español para Antonio Segura, compañero de Alicante para que pudiera comprender las casi tres horas diría yo de intensidad fulminante en un tipo de comunicación más allá de cualquier intento de raciocinio, quebrando incluso los koans zen más inquebrantables. Para quien lo desconozca un koan es un problema que el maestro plantea al alumno para comprobar sus progresos.

Sensei habló de muchas cosas, no se paraba en nada. Hablaba de la vida, de política, de la naturaleza, de la medicina, de conceptos filosóficos muy complejos desglosados mediante la magistral combinación de los ideogramas japoneses, de artes marciales, de Takamatsu Sensei, de los animales, de los seres humanos, de la comida, etc.

En la mesa, Hatsumi Sensei, Moti y su esposa de Israel, Antonio de España, Darren de Australia, Masako de Japón (quien hacía las traducciones al inglés) y yo.

 

 

 

 

Capítulo II

 

Al finalizar fui a la casa de Sensei un instante y allí relajadamente se sentó en su sillón mientras habían dos estudiantes haciendo las gestiones de certificados y de una forma abierta cogió un trozo de papel cualquiera de la montaña que vive en su mesa y escribió unos ideogramas (más específicamente tres). Allí se encontraba un compañero italiano que vive en Japón hace muchos años y que hizo las traducciones, no sin dificultades porque el asunto rondaba sobre el GOKUI y seguro que este concepto lo conocerán quienes son practicantes. Con una rapidez increíble escribió tres ideogramas y le dio la vuelta  a la hoja para escribir otro grupo de tres ideogramas para intentar explicar el significado o quizás la relevancia de este concepto.

Allí también se encontraba mi alumno Richard y su esposa Fanny.

Escuché lo que venía de todas las direcciones sin perder el centro porque en realidad allí estaba mi persona esperando las señales. Sensei me dijo: “Pedro, el secreto no es el Gokui sino el Gokui que está dentro del Gokui” y me dio el papel. Tal cual lo recibí creo que me entregó un pergamino con una enseñanza secreta que debo transcribir lentamente y sin forzar y hacérsela llegar a quienes se acercan a entrenar con un corazón adecuado. Entonces me dijo de nuevo, pero esta vez ya me puso una condición temporal y de espacio: “Pedro, el martes pregúntame lo que quieras durante el entrenamiento”

Esta hoja escrita por el soke de forma informal la copiaré y entregaré a cada uno de mis alumnos seniors para que la tengan como testimonio de la existencia de la vacuidad y del desapego.

 

Para quienes quizás no comprendan lo que intento explicar les podrá ayudar entender que GOKUI 極意 hace referencia a los principios secretos del Arte. El quid del arte. El quid es el aspecto en el que reside la importancia de algo o en que consiste su dificultad.

Llegado el martes, Sensei llegó y solicitó que hiciéramos algunas técnicas como un punto de apoyo y despegue a su inspiración y casi al medio de la clase miró hacia la esquina en donde me encontraba estudiando con mi amigo Rob y me preguntó: “¿Tienes la pregunta Pedro? “

Richard me tradujo al inglés y otro compañero al japonés. En aquel momento le dije: “ Hai Sensei, la tengo” y la planteé en español en frente a todos los que en aquel momento se encontraban en el Honbu Dojo. Richard tuvo la gentileza de traducirme al inglés y seguidamente le tradujeron al japonés a Hatsumi Sensei.

 

Capítulo III

Mi pregunta fue: “ Sensei, usted nos ha estado hablando de una forma reiterada en los últimos tiempos y en las últimas clases de los sonidos, de las canciones del Gokui. En la clase anterior Usted nos comentó que cualquier cosa o pensamiento que sea creado solamente por la mente del ser humano sin la conexión y sin esperar la señal será una trampa para uno mismo, un lugar de donde no podrá salir. Como me siento un niño pequeño, le quiero preguntar cuando podemos saber ¿cuándo la señal es la correcta?

Realmente se hizo un silencio muy profundo. Parece que de repente todo se paralizó, había una sensación de espera muy pero que muy profusa.

Sensei empezó a hablar, cambió su entonación desde el principio, también cambiaron sus facciones especialmente los ojos. No se cuánto habló pero al menos 25 a 30 minutos o esa sensación tuve. Fue una conexión única vivida desde la libertad, sin hermetismo, que solo los que tenían la predisposición justa y estaban allí pudieron sentir.

Sensei compartió muchas cosas, pero muchas. Realmente aquí en este escrito de hoy no importa todo lo que dijo , esa parte de la historia pertenece a los que estaban allí y que algún día quizás podamos transmitir, QUIZÁS si o QUIZÁS no. Le pedí a mis alumnos Richard y Beni que expusieran sus sensaciones y que las escribiera para ustedes y lo han hecho maravillosamente.

Obviamente, en breve si será importante y las señales aparecerán en el tatami y los próximos escritos. Los más habidos las reconocerán.

Aquel momento existió y fue un momento con una intensidad y una carga de conexión tan profunda que creo que todos los que estábamos allí nos miramos en un momento y asentimos al mismo tiempo con la cabeza mientras escuchábamos la entremezcla de los sonidos del japonés, el inglés y el español convertidos en kotodama言霊(creencia japonesa del poder místico de la palabra y los nombres).

 

En uno de sus libros, Hatsumi Sensei escribe: “ creo que la esencia de las Artes Marciales tiene un gran parecido con la ciencia matemática. Por ejemplo, el circulo se comprende de un diámetro determinado, de su radio y de otros datos importantes pero todos ellos están en relación directa con pi, es decir, ésta es la esencia de esta figura que aunque modifique los datos que forman el tamaño, nunca va a cambiar la forma original “

Y yo basándome en las propias palabras de mi maestro y a manera de expresar con sus palabras escritas lo que yo he querido adaptar en este texto repito sus letras: “ … debo aclarar que se trata de hacer comprender algo que rebasa las posibilidades semánticas de cualquier lengua.”

Continuará…

20 de Agosto de 2015

Un día propicio

LAS PILETAS DE LOS SUEÑOS

LAS PILETAS DE LOS SUEÑOS

Pedro Fleitas González, Unryu

 

(Escrito Diciembre del año 2015)

En algunos países de habla hispana usan la palabra pileta para referirse a la piscina. Éste no es el caso.

Hoy me gustaría hablarles de las piletas y que en algunos casos también se llamaban lavaderos. Tengo ese fresco recuerdo de las piletas en las casas que viví y que usaba mi madre para lavar la ropa.

Muchas veces cuando me regañaban me escondía en el “cuarto de la pileta” sabiendo que allí pasaba algunas horas al día mi madre.

¿Qué me atraería tanto de aquel cuarto de la pileta?

Viví muchas historias en el “cuarto de la pileta”. Me sentaba con mi perro y le hablaba horas y horas, lloraba con él y le susurraba al oído lo que quería hacer cuando fuera grande y hoy ya soy grande.

Siempre recuerdo cuando escondido en aquel cuarto pequeño con aquella pieza de piedra donde se lavaba la ropa y con olor a jabón le cantaba una y otra vez a mi perro “cuando sea grande voy a viajar por el mundo….”

Hay que tener cuidado con lo que se pide a los perros, ténganlo en consideración o quizás habría que pedir con más tesón y  entonces  aparecen las oportunidades y ZAZ las pillas en su momento o se escapan como el humo.

 

Para los que no lo sepan todavía una pileta en canarias era una piedra de lavar donde mujeres sacrificadas pasaban horas, frotando con sus manos y contra dicha piedra y con la ayuda sostenida de jabón y agua que fluía del chorro unas veces y otras del balde la ropa para obtener su color original.

También había lugares donde se reunían las mujeres humildes y lavaban juntas incluso comían allí y vestían con una vestimenta muy peculiar, ellas eran las lavanderas, aunque éste no es el caso.

Pues si en el “cuarto de piletas” me apoyaba en la pared con las piernas encogidas al pecho, otras veces me acostaba en el suelo y soñaba horas hasta que escuchaba la voz de mi madre llamándome. Recuerdos dos cuartos de piletas uno en la terraza de mi casa y otro en la azotea. Pasé mucho tiempo alternando entre uno y otro. Se dice que Sandayu Momochi tenía tres casas y tres familias para poder sobrevivir y esconder su identidad durante las guerras feudales japonesas. Yo solo tuve dos cuartos de pileta y aunque no tuve diferentes familias en aquellos cuartos si escondía mi identidad, me sentía a salvo y podía soñar y no les quepa la menor duda que lo hice, SOÑÉ. En aquel momento no tenía la más remota idea pero ya luego con el paso del tiempo me di cuenta que mis sueños, mis ideas, mis alegrías, mis tristezas, mi tiempo a solas lo pasé con mi perro y con la pileta.

Escribo estas líneas y me viene a la memoria aquellos lugares y también su olor.

Cuando desaparecieron estos cuartos aparecieron los aviones y empecé a soñar allí y desde aquellos tiempos me he convertido en un “soñador activo”, sueño, tengo ilusiones y trabajo al ritmo que creo adecuado para conseguirlas y con el objetivo de que cada vez más y más  beneficien a otros seres  en alguna manera, aunque sea a una persona.

No creas que esos cuartos donde escondía mi identidad eran del todo seguro. De pequeño era un poco travieso (me parece que no he dejado de serlo). Un día huyendo del vuelo de la zapatilla de mi madre, que tenía una puntería que no se pueden imaginar corrí hacia… ¿dónde? Hacia el cuarto pero ese día allí había un bicicleta todavía me acuerdo del color de sus hierros (naranja) me engruñé, me escondí y de repente la bicicleta cayó sobre mi pierna y me rompió la tibia y el peroné.

No todos los “cuartos” son seguros SIEMPRE. Recuerdo me llevaron creo a lo que antes se llamaba el “practicante” vamos quien te ponía las inyecciones y era uno de los “pistoleros” más temidos de la ciudad y me enyesó la pierna. No recuerdo el dolor, pero recuerdo que cuando estaba en mi habitación acostado estaba más asustado que un “camaleón sin camuflaje” solo por la bronca que me iba a dar mi padre cuando llegara de trabajar. Solo les digo que recuerdo su cara mirándome desde fuera de la habitación jajajajajajaja.

Sí que era un poco travieso y ¿ustedes no lo fueron?.

Recuerdo aquel día que vi a mi madre con bolsas antes del día de Reyes y aprovechando que salió abrí el ropero, vi que me había comprado unas zapatillas deportivas (me encantaban) , me las puse y salí a la calle. Al solar que estaba al lado (allí donde nosotros resolvíamos los asuntos si muchas tecnologías). Me di un paseo y volví rápido para volver a meterlas en la caja. Cuando vi una mancha en la puntera de una de las zapatillas se me acabaron las fuerzas de restregar para que mi Madre no se diera cuenta.

Y en aquel momento, justo en aquel momento no me acordé de la pileta pero restregué tan fuerte como las lavanderas.

Metí las zapatillas en la caja y me escondí a hablar con mi perro en el cuarto de piletas, obviamente.

Moraleja: quien sueña libremente pero sin intentarlo, habla con un perro y se esconde en un cuarto de pileta de vez en cuando algún día verá como la realidad y los sueños son lo mismo.

Creo que voy a traer una pileta a mi vida de nuevo, pero esta vez irá al dojo, a la terraza. Quizás algunas de las maravillosas personas que transitan  el centro pueda esconderse momentáneamente y tocar la pileta y entonces soñar para sueño y realidad sean uno y sin olvidarse de soñar para que este Mundo sea un lugar mejor para las presentes y próximas generaciones.

 

 

ENTRE LAS HOJAS DE UN LIBRO

ENTRE LAS HOJAS DE UN LIBRO…
Pedro Fleitas González, unryu

(Escrito en el año 2014)
– Deseo compartirlo con ustedes –

Entre las hojas de un libro y por casualidad encontré la traducción de una entrevista que la revista Hiden de Japón nos hizo hace 8 años (cuando yo tenía 41 años ) a Hatsumi Sensei y a mi persona en Japón, teniendo como traductores a Richard Atik y Lawrence Hamilton. Quien  realizó la entrevista fue el Sr. Koichi Masui, periodista.

A Hatsumi Sensei le hacen varias preguntas que se entrelazan con las que me realizan a mí.

Le preguntan a Sensei: ¿Ha estado en Las Islas Canarias?
Hatsumi Sensei contesta, he ido cuatro veces. Es un lugar maravilloso. Creo que un paraíso. En ese momento Hatsumi saca un álbum de fotos y se las muestra y le pide al periodista que las muestre en la entrevista por que esta sería la mejor forma de dar a conocer al mundo la maravilla de la que les habla.
Después de un ligero silencio Hatsumi Sensei le dice al periodista que la revista Hiden se debería dedicar a presentar lugares hermosos del mundo y dejar de preguntar ¿Quién es másfuerte o débil?, ¿Este arte marciales es bueno? , etc.

El periodista hace referencia a la faceta relacionada con la medicina de Sensei y seguidamente le pregunta ¿conversan muchas veces sobre aspectos técnicos de medicina usted y Pedro?

Hatsumi Sensei contesta: “Por supuesto. Para los artistas marciales el conocimiento del cuerpo es necesario. Hay que aprender la teoría, mejor dicho, hay que conocer la estructura del cuerpo humano. Por eso, es un hecho histórico cierto que muchos médicos se han convertido en artistas marciales. Los Shogun de la época de la guerra también estudiaban el cuerpo humano a través de la medicina.

El entrevistador comenta que generalmente en esta revista japonesa siempre entrevistan a militares y civiles pero que en esta ocasión me entrevistaban a mí que no era ni policía ni militar pero si me dedicaba a la medicina natural.
Hatsumi Sensei interviene diciendo que yo no era ni policía ni militar, pero que los instruía y que en las guerras de hoy en día mueren civiles mayormente y que es importante que estos aprendan a defender sus vidas. Lo mejor es aprender a cuidar de sí mismo no molestar a nadie.

Si uno es capaz de hacerlo así, tampoco podrá ayudar a otros seres y proteger la naturaleza.

Termino reafirmándome en la afirmación que hice en esa entrevista y que sirvió de eje central.

A la pregunta del periodista que sentí cuando encontré a Hatsumi sensei fue: “Las manos de Hatsumi Sensei son muy cálidas y me transmiten su acogida”.
Un abrazo. Espero que alguien le pueda ayudar.

 

NOTAS HISTÓRICAS SOBRE EL ROKUSHAKUBO JUTSU

En 1336, Ashikaga Takauji puso en arresto domiciliario al Emperador Godaigo en el antiguo palacio del Emperador Kazanin. Kumano Betto Yakushimoru Kurodo se indignó por el tratamiento al Dios Emperador. Después de enviar una petición a todos los miembros del clan Kumano, guió a sus hombres en secreto a proteger al Emperador. Yakushimoru Kurodo pidió a un familiar por parte de madre, llamado Asonhi no Dainagon, informar al Emperador
del plan de Kurodo e intentar salvarle infiltrándose en el castillo disfrazado de mujer. El Dios Emperador estaba complacido de oir estas noticias.
Cuando estaban a punto de entrar a Yoshino, los rebeldes atacaron con fiereza a Kurodo, intentando matarlo. Kurodo bloqueó con su yari, pero fue cortado y roto en dos trozos. Él continuó luchando duro usando el yari roto como un rokushakubô (bastón de 180 cm. o de 6 pies). Los rebeldes eran incapaces de acercarse a él, así que empezaron a atacar a Kurodo con arcos y flechas. En este instante, Kurodo utilizó el shinden kuji kiri, y los rebeldes que eran miles, estaban anonadados con su aura divina y se retiraron bajo gran confusión.
Kurodo al final tuvo éxito trasladando al Emperador al Yoshino Zodo, el cual se
convirtió el palacio inperial temporal y marcó el principio de la era Nancho.
Posteriormente, Kurodo continuó profundizando en su conocimiento del bôjutsu y creó elKuji Kyutsu Kyuju Kyuhon. Este es el origen del Kukishin Ryû Bôjutsu.
Libro Kukishin Ryu Bo jutsu (Seigan ediciones)

EL TRATAMIENTO DEL NINJA PARA LAS ENFERMEDADES

El tratamiento del Ninja para las enfermedades.

En tiempos antiguos, la ciencia de la medicina no estaba tan desarrollada como lo está hoy en día. En ciudades y pueblos sin médicos, había muchas enfermedades de emergencia y casos de heridas, y no había ninguna persona para ayudarles. En aquellos tiempos, el Ninja a menudo ayudaba a curar a la gente. El Ninja tenía buenos conocimientos de medicina, enfermedades,heridas, y partes del cuerpo humano. Sabían cómo preparar venenos, pero también conocían medicinas que podían ayudar a la gente a vivir (p.e., ayudarles con sus enfermedades, lesiones,etc.). y por último sabían mucho más del funcionamiento del cuerpo humano que una personanormal. Así que, muchos Ninjas se asentaban en lugares en donde podían actuar comosanadores y se mezclaban con la gente local.

La habilidad enfática del Ninja en la vida cotidiana.

El Ninja era un especialista. Se puede fácilmente decir que era un verdadero artista. El Ninja ledaba importancia al desarrollo de sus propias habilidades, talentos y habilidades por encimade todo en tales campos como la música, el arte, etc. Incluso se puede decir que el Ninja ledaba más importancia al desarrollo de sus habilidades más que de su propia vida. El Ninja sesentía orgulloso, y tenía fe en sí mismo. Así que, elNinja nunca escogía un trabajo que no beneficiara a alguien. Había muchos, muchos Ninjasexcelentes además de los Ninjas famosos que se conocen hoy en día.

Del libro Ninja Chibikko(Seigan Ediciones)

Masaaki Hatsumi Soke

 

ROKUSHAKU BO JUTSU KIHON GATA

ROKUSHAKU BO JUTSU

KIHON  GATA

 

A Continuación les dejo las técnicas básicas de Bo jutsu. Es de gran importancia practicarlas por ambos lados y todas las veces posibles. Prestar especial atención a las distancias, al uso de los codos en relación al cuerpo, al movimiento corporal (Taijutsu).

 

  1. UKEMI GATA

   Uke y Tori están encarados en Hira Ichimonji no Kamae. Uke avanza con el pie derecho y golpea Tento Uchi. Tori avanza un poco con el pie izquierdo, y lleva el Bo hacia arriba, por encima de la cabeza, con la mano izquierda más alta que la derecha. El Bo está angulado. La mano derecha tiene la palma sujetando el Bo, por eso, cuando el Bo de Uke golpea y se desliza hacia abajo, a la derecha, no le rompe los dedos.

 

  1. ASHI BARAI

   Uke y Tori están encarados en Hira Ichimonji. Ambos avanzan con el pie derecho, y se encuentran en medio, con Ashi Barai. La mano izquierda está suelta, vuelve a coger por debajo de la mano derecha. La mano derecha se desliza hacia el extremo. Cambia el paso, y hace Ashi Barai. Repetir.

 

  1. SHI HO BO FURI

   Tori hace Furi con el Bo, y golpea por sorpresa a Uke, que se mueve alrededor suyo.  Se necesita un buen fluir del cuerpo para mantener un buen control del bo.

 

  1. MEN UCHI HARAI

   Uke y tori están ambos en Ichimonji. Avanzando, se golpean con Ashi Barai, seguido de Kasumi Uchi (sin dar paso). Tirando hacia atrás del Bo a Gedan por el lado izquierdo, cambiar el paso y hacer otro Ashi Barai. La mano derecha se libera, y se rota el bo, cogiendo con la mano derecha, y se hace otro Ashi Barai. Todo el movimiento se repite otra vez.

 

  1. TSUKI HANE

   Ambos, Uke y Tori están en Seigan. Uke hace un Tsuki con el Bo. Tori también hace un Tsuki al dorso de la mano de Uke y, entonces, rápidamente, da un paso hacia delnate a la derecha, y hace un Age Uchi. Tori, sin mover sus pies, gira en sentido de las agujas del reloj, de las caderas hacia arriba, engancha con el Bo hacia arriba y hacia el dorso de la muñeca de Uke, golpeándole.

 

 

¿Original?

¿Original?

Fui apodado Unryu hace bastantes años por mi Maestro, el Dr. Masaaki Hatsumi. Desde  mi confesión abierta y pública de dedicación del máximo esfuerzo a la transmisión de las enseñanzas he visitado muchas nubes. Cirros, cúmulos y estratos. Muchas transparentes, otras oscuras. Las nubes representan la venida de agua para saciar la sed de nuestras tierras, atrae lo frondoso y cuando se sabe canalizar se pueden evitar inundaciones y además almacenar para aprovecharla como recurso.

Además, la nube es un lugar invisible, un lugar para esconderse, un lugar para flotar y dispersarse. Es un lugar desde donde observar, desde donde mirar, desde donde ver, desde donde jugar y desde donde entender la ausencia de existencia tangible.

 

 

Una va, otra viene. Hay continuidad.

Organicé la visita de mi Maestro en unas cinco ocasiones, pero mi visita a su dojo ha multiplicado esas cinco ocasiones por casi 25. Así es, creo que los alumnos deben visitar más a su Maestro, deben entrenar más codo con codo, deben escuchar sus instrucciones y elegir. Yo elegí seguirlas y compartirlas.

Una va, otra viene. Hay continuidad.

Y en esa continuidad existió la confusión, aunque no la duda. He visto a mi Maestro moverse, pararse, reírse, rascarse, proyectar ideas en voz alta y aún no se hayan convertido en realidad al menos ha valido la pena soñarlas, es divertido. Sudar y no comprender, sudar y comprender, reír con lágrimas, llorar sin lágrimas.

Quien no sueña falleció hace tiempo. Quien sueña e intenta conseguir la realidad por todos los medios sin apartar el dañar a otros para su objetivo, nunca nació. Todavía hay tiempo para nacer, justo ahora. Sólo hay que untar el orgullo con el  fruto del ciruelo.

Ga significa ego, todos los tenemos. Amado y odiado al mismo tiempo. Necesario y excesivo en demasiadas ocasiones. La práctica es un forjado, es el sonido del trueno que oculta el silencio del ego autodestructivo, es Muga (vacío de ego).

En un día 7 de marzo de 2018

Pedro Fleitas González

Unryu (dragón de las nubes)